Langaia

Lanzarote, primer aeropuerto verde

Lanzarote es un ejemplo de integración entre la naturaleza y la acción del hombre. En este entorno privilegiado y Reserva de Biosfera, la importancia del transporte aéreo es primordial. Aena, la mayor organización aeroportuaria del mundo, comprometida con la sostenibilidad en sus tres vertientes (económica, social y medioambiental), quiere participar en ese modelo de unidad armónica y ha elegido el aeropuerto de Lanzarote para poner en marcha su proyecto de Aeropuerto Verde.

Jose Manuel Hesse, Director de Medio Ambiente de Aena, comentó el contexto actual en el que el transporte aéreo es un sector estratégico en nuestro país por su contribución en términos de conectividad, accesibilidad, cohesión y vertebración territorial y que además está fuertemente ligado al turismo que representa el 10,7% del PIB español. En el aspecto medioambiental, los objetivos de la industria de transporte aéreo son lograr que en 2020 el crecimiento sea neutro en emisiones de carbono y que en 2050 las emisiones de CO2 sean la mitad que en 2005. Para ello, se está trabajando en la mejora del consumo de combustible para disminuir las emisiones de CO2 como factor ganar-ganar, en la gestión de los movimientos de la aeronaves en el espacio aéreo minimizando el número de kilómetros volados y en la eficiencia de las aeronaves y su reciclaje. Pero para mejorar  y optimizar la sostenibilidad el transporte aéreo, no sólo debe actuar a nivel “cielo”, sino también a nivel “tierra” en los aeropuertos, que aunque representan tan solo un 5% de las emisiones totales del sector, tienen un importe local muy importante. Por ello, como explicó Hesse, el objetivo es desarrollar el concepto de aeropuerto verde que haga un uso eficiente de la energía y aumente el uso de energías renovables, que realice un uso racional del agua, minimice los gases de efecto invernadero, gestione adecuadamente los residuos sólidos y su reciclado, promueva las buenas prácticas ambientales, optimice las operaciones e impulse nuevos proyectos de mejora continua.

El aeropuerto de Lanzarote ha sido el elegido por Aena para poner en marcha este proyecto en el que ya se ha realizado una auditoria energética para determinar el potencial de mejora y se han evaluado las tecnologías disponibles para poder llevarlo a cabo. Actualmente, se está desarrollando la tercera fase con la definición de proyectos de mejora, entre los cuales se van a llevar a cabo de forma inmediata los siguientes: un proyecto de iluminación de viales exteriores e interiores mediante uso de led, energía solar o inducción; la utilización de vehículos eléctricos y de gas natural comprimido en el las instalaciones del lado aire del aeropuerto; un proyecto de generación de frío solar para la mejora de la climatización; dotar con paneles solares las marquesinas de los aparcamientos de las terminales T2, T1 y del de las guaguas y por último, seguir el proceso de auditoría de la Airport Carbon Accreditation con el objetivo que alcanzar la acreditación máxima de neutralidad.